Los viajes ‘secretos’ de Urdangarin a España

Desde que finalizó el caso Nóos, los exduques de Palma han desaparecido. Oficialmente no han pasado por España desde entonces, aunque algún medio confirma no ser así..

urdangarin-cristina-050213-getty

Por Paloma Barrientos

Poco o nada se sabe del matrimonio Urdangarin desde que finalizó el juicio del caso Nóos. Una vez que el sumario quedó visto para sentencia se acabaron las presencias públicas de la pareja. Dejaron de existir mediáticamente y tan solo se vieron imágenes de toda la familia en Vidart, localidad francesa donde veranean los Urdangarin Lieabert con la madre Claire, jefa del clan. Después nada más. Oficialmente no han hecho ningún viaje a España para participar en fiestas familiares como cumpleaños, bautizos o bodas de alguno de los miembros Gómez-Acebo, Borbón y Borbón, Dos Sicilias… Pero solo oficialmente.

Aunque no se han dejado ver, eso no implica que no hayan viajado en secreto a España. Al menos es el caso de Iñaki Urdangarin, que son varias las ocasiones en las que se ha desplazado hasta España y de las que no ha habido constancia. Los datos que se manejan son que en octubre y en noviembre el ex-duque viajó a Barcelona para solucionar asuntos varios. De hecho, para evitar filtraciones, el que fuera el yerno más querido del Rey emérito se alojó en casa de su hermana.

El motivo de esos desplazamientos tendría que ver con su situación procesal futura y la idea de dejar solucionados temas personales ante lo que se le viene encima. El fiscal pidió para él 19 años y medio y 16 para su socio, Diego Torres. Según fuentes cercanas a Urdangarin, estas visitas han servido también para reunirse con Torres y hablar en persona. Ninguno de los dos se fía de casi nadie y mucho menos de mantener conversaciones telefónicas que puedan ser escuchadas por terceros.

Los viajes de Urdangarin ya no son como antes, cuando era duque de Palma y los vuelos en Iberia eran gratis para toda la familia, servicio y escoltas. Ahora viaja en compañías de bajo coste, como Easy Jet y Vueling con tramos directos a Barcelona. La infanta Cristina también habría realizado algún viaje exprés. El que nos cuentan es a Lisboa, pasando por Madrid, el pasado mes de septiembre, aunque de este desplazamiento no hay confirmación ni dato alguno, tampoco del entorno de la Zarzuela al no formar parte del llamado núcleo duro.

urda

La nueva vida de la infanta y Urdangarin

Tras el juicio, el matrimonio volvió a su rutina en Ginebra (Suiza). La infanta a su trabajo en la sede del Agha Khan, que es su verdadera fuente de ingresos. Dedicación que actualmente compatibiliza con su puesto en la Fundación La Caixa. Urdangarin, por su parte, no tiene trabajo conocido desde que tuvo que abandonar por “imperativo legal” Telefónica. Su vida se centra en ir al gimnasio y encargarse del cuidado de los hijos cuando la infanta no está, ya que, como adelantó ‘El programa de Ana Rosa’, los exduques han prescindido de parte del servicio.

Y por supuesto el frente más importante que tiene la familia: asumir la sentencia condenatoria, que no se retrasará hasta marzo, como se ha publicado, sino que llegará antes. En este sentido hay una confusión. Lo que ha solicitado la magistrada Samantha Romero, encargada de redactar el sumario, es una prórroga de tres meses para no encargarse de otros procedimientos. Segun explicaba el exfiscal Ignacio Gordillo, “los tiempos en la justicia son lo que son y no hay que buscar otras lecturas. No se va a retrasar la sentencia por motivos ajenos a lo estrictamente procesal. Y por mi experiencia, está a punto de que se haga público“.

La única variación familiar ha sido con respecto al segundo hijo, que en agosto marchó a estudiar Estados Unidos. Parece que ha tenido encuentros con el primo Froilán y con algunos de lo hijos de Maria Chantal Miller y Pablo de Grecia, que también cursan estudios en América. La infanta Cristina y su marido no han visto al adolescente desde agosto. Ahora en Navidades se reunirán todos y pasarán parte de las fiestas en Vitoria, donde se encuentra la casa familiar de los Urdangarin. La abuela Claire pasa temporadas en Ginebra con los nietos Borbón y en Barcelona con los hijos de Clara y Mikel, dos de los hermanos de Iñaki que más le han arropado. De hecho, acudieron a Palma mientras se celebraba el juicio del caso Noos.

Desde que estalló el escándalo del caso Nóos, la vida de la hermana de Felipe VI y su marido ha cambiado por completo. El primer paso fue poner a la venta el palacete que poseeían en el exclusivo barrio de Pedralbes de Barcelona. Fue en junio de 2015 cuando el nº 11 de Elisenda de Pinós cambió de manos. Los exduques de Palma cambiaron el ‘casoplón’ por un apartamento en el centro de Ginebra por el que pagan un alquiler de 6.000 euros al mes. Otra de las decisiones que tomaron para abaratar gastos fue recuperar el Volkswagen Golf verde que tiene ya más de de quince años.

Quién iba a imaginarse que el flechazo entre una infanta y un deportista de élite iba a remover los fundamentos de un Estado. Y hundir, de paso, a varias familias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s