El ‘ChemSex’, el peor aliado del sida

Las orgías con drogas no son nuevas, pero sí es una novedad que se ha detectado que estas relaciones de sexo en grupo están detrás del auge del contagio de VIH entre los jóvenes. El 47% de los nuevos diagnósticos en España se concentra en la franja de los 15 a los 34 años…

1448563412_365918_1448993925_noticia_normal

Por Javier Bañuelos

A finales de 2013, varias organizaciones comenzaron a detectar un aumento significativo de atención relacionada con el uso de drogas durante las relaciones sexuales. Esa práctica es la que se conoce como‘ChemSex’, fiestas en la que grupos de jóvenes recurren a todo tipo de drogas de diseño -popper, GHB (éxtasis líquido), mefredona (derivado de las anfetaminas) o cristal- para tener relaciones sexuales de una forma completamente desinhibida y prolongada, en algunos casos durante horas o incluso días. En 2015 la alarma salta porque empezó a haber un mayor número de recientes diagnósticos vinculados al ChemSex, según explica la ONG Apoyo Positivo.

Cómo son las fiestas

Varios jóvenes contagiados, a los que hemos cambiado el nombre y distorsionado la voz, han querido contar sus casos en la SER. Todos ellos son jóvenes, menores de treinta y cinco años, con trabajo y dinero. Uno de ellos es Iván. “Yo empecé a hacer esas fiestas en casa. Quedábamos 10 o 15 chicos con drogas de todo tipo que te desinhiben totalmente y practicas sexo a saco, sin límites”, explica. Iván llegó a ir a tres fiestas a la semana. Todavía recuerda la primera. “Había mucho popper encima de la mesa, mucha cocaína, mucho alcohol. Empezamos a beber y luego a tomar otras cosas y te vas evadiendo y cuando te das cuenta estas rodeado de otros, de mucha gente practicando sexo sin ningún tipo de control ni protección”, relata. Así se contagió Iván, también Chema, que tiene la misma edad. “Quedas enganchado a una conducta insana de ocio que te produce placer y te enganchas al sexo y a las drogas hasta que pierdes el miedo al contagio”, admite Chema que es seropositivo desde hace cinco años y que sigue participando en las fiestas sin protección.“La posibilidad de contagio es mínima”, dice. “No es algo que se cuente. Cada uno asume su riesgo”.

El peligro de la mefedrona

En las ‘ChemSex’ se consumen múltiple drogas, pero la más habitual es la mefedrona que se puede esnifar, inyectar o fumar, aunque también se toma viagra. Drogas todas ellas que prolongan la actividad sexual. “Yo era más aficionado al sexo que a las drogas, las utilizo porque me gusta prolongar la relación”, explica Miguel, de 34 años. Que la mefedrona se inyecte es otra de las cosas que han alertado a las autoridades sanitarias ya que incrementa las posibilidades de contagiarse de hepatitis C ya que las jeringuillas también se comparten.

El miedo al contagio no está presente en esas fiestas. “No es tabú, pero no se habla de ello. Todos los que van asumen que todo el mundo es seropositivo”, reconoce Miguel, que admite que desde que le diagnosticaron bajó la guardia. “Por mirar a alguien no sabes si tiene una enfermad, el riesgo lo asumes igual pero eres tú el que tiene que ver si te compensa”, añade.

Un tercio de los contagios de Madrid se diagnostican en Centro Sanitario Sandoval. Su director, Jorge del Romero, alerta del auge y ofrece un perfil de las personas que acuden a su centro. “La mayor parte de los nuevos diagnósticos son personas que ya se han hecho la prueba, a veces en reiteradas ocasiones, y que han recibido un consejo preventivo. Bajo el efecto de las drogas en el sexo, como en el coche, también te la pegas”, señala Del Romero.

Cadena SER

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s