La cerveza contaminada que aterroriza Europa

La cervecera danesa Carlsberg retiró el martes del mercado sueco 140.000 litros de la cerveza checa Staropramen, tras haberse detectado la presencia de detergente en barriles vendidos a bares y restaurantes…

Cartel publicitario de 1897
Cartel publicitario de 1897

La compañía danesa Carlsberg ha tenido que retirar del mercado más de 140.000 litros de su cerveza checa Staropramen en Suecia, tras hallar detergente en los tubos vendidos a locales con licencia en este país. Según ha informado el diario Aftonbladet, este hecho se produce después de que dos consumidores comenzaran a sangrar por la boca en dos bares distintos de Suecia tras haber tomado esta marca de cerveza.

Un portavoz de Carlsberg Suecia ha asegurado a la agencia AFP que se ha encontrado «un detergente corrosivo» en los tambores de los barriles vendidos a los bares embotellados, por lo que la compañía decidió retirar todos o los barriles de este tipo. El caso afecta solamente a barriles vendidos a establecimientos de expendios de bebidas y no al producto embotellado, agregó. Además, Suecia sería el único país afectado por este problema por el momento. De los 4.624 barriles retirados, 3.000 se encontraban aún en reserva, en tanto que los demás ya se habían distribuido por toda Suecia. Carlsberg y la cervecera checa que produce y embarrila el producto tratan de identificar la causa del problema.

Malos tiempos para Carlsberg

El consejero delegado de Carlsberg, Cees’t Hart, quien asumió las riendas de la empresa en junio, reconoció que “la primera mitad del año fue difícil para la compañía debido a unos resultados peores de los esperado en Europa Occidental y el descenso en los mercados del Este de Europa”.

De este modo, para el conjunto del ejercicio Carlsberg no confía en que la fortaleza del mercado asiático sea suficiente para compensar los resultados más débiles de lo previsto en Europa Occidental y las difíciles condiciones en el Este del Viejo Continente. “No hace falta decir que tenemos un creciente sentimiento de urgencia para ejecutar las iniciativas de mejora de la eficiencia que lanzamos a principios de año”, añadió Hart.

En este sentido, el máximo ejecutivo de la cervecera adelantó que se está llevando a cabo la revisión de la estrategia de la compañía de cara a reforzar su flexibilidad financiera. “Los resultados de este proceso serán anunciados en la primera mitad de 2016”, indicó.

Carlsberg_Beer_Beauty-00

La cerveza como cosmético

¿Qué tiene que ver una empresa cervecera como Carlsberg con el universo de los cosméticos? A priori median años luz de distancia entre el mundo de las cervezas y el de los cosméticos, pero esto es sólo lo que parece a primera vista.

Siguiendo los pasos de Burger King, que en su día lanzó una colonia con aroma a la parrilla, Carlsberg decidió aventurarse a principios del verano también en el territorio de la cosmética.
La marca danesa se ha aliado con la empresa cosmética Urtegaarden para dar a luz la gama de cosméticos para el hombre “Beer Beauty”. Estos productos, fabricados con levadura, cebada y lúpulo, pueden comprarse desde cualquier punto del planeta a través de esta página web.

Cada uno de los productos que integran la gama “Beer Beauty” contiene medio litro de auténtica cerveza Carlsberg. La cerveza se deja secar y se mezcla después con otros productos orgánicos para crear una gama única de productos: champú, acondicionador y crema para el cuerpo.

El imperio Carlsberg

La fábrica Carlsberg se fundó en el año 1847. El fundador J.C.Jacobsen y su hijo Carl colocaron la cerveza danesa en el mapa con el nombre de Carlsberg que significa Colina de Carl, en homenaje a la colina de Valby de Copenhague, donde se estableció la fábrica.

J.C. Jacobsen fue un hombre innovador que aplicó modernas tecnologías en la producción de la cerveza. En 1875 fundó el Laboratorio Carlsberg por donde pasaron ilustres químicos y bioquímicos y con sus trabajos de investigación aislaron una variedad de levadura llamada Saccharomyces carlsbergensis (conocida también como S. pastorianus), que revolucionaron la industria cervecera.
El avance en la química de las proteínas o el mismo concepto de pH, nacieron en aquel laboratorio.

Empezaron a exportar en 1868 (un solo barril con destino a Edimburgo) y desde entonces, la empresa ha ido creciendo hasta cubrir la casi totalidad del globo. La vieja fábrica cesó su actividad en diciembre de 2008 permaneciendo abierta para las visitas. El viejo edificio que más que una fábrica parece la entrada a un museo.

La entrada principal es la llamada Puerta de los Elefantes ya que la estructura se apoya sobre cuatro enormes paquidermos tallados en granito de la isla danesa de Bornholm. Parece ser que Carl Jacobsen se inspiró en el obelisco de la Piazza Della Minerva, en Roma. Cada uno de los elefantes lleva la inicial de uno de sus hijos: Theodora, Paula, Helge y Vagn, mientras él mismo y su esposa Ottilia contemplan su obra.

20130913_101605

Desde entonces, el elefante ha estado presente en Carlsberg y aun se fabrica una cerveza con la receta original cuya etiqueta lleva el dibujo de un elefante. Otro de los logotipos originales de la compañía es una cruz esvástica que empezó a utilizarse en 1881. Tiene su origen en la India, 3000 años antes de Cristo y representa la felicidad. Sin embargo, se abandonó en 1930 debido a la asociación de este símbolo con el nacionalsocialismo alemán.  En la fachada interior, entre los dos elefantes se lee la inscripción: Laboremus pro Patria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s