El hombre que pasó sus vacaciones convertido en cabra

Algunos gastan sus vacaciones en ir a la playa, otros a la montaña, o incluso hay algunos que se mimetizan con el entorno natural, pero pocos habrán pasado unas vacaciones como las de Thomas Thwaites. El artista inglés pasó tres días de sus vacaciones entre cabras, pero no como ganadero o pastor, sino aprendiendo a ser una cabra más del rebaño en los Alpes suizos…

Ayudado por unas prótesis creadas para la ocasión, el hombre pudo adaptarse mejor a la forma de moverse y vivir de las cabras. El artista pudo mimetizarse con los animales hasta ser parte del rebaño, dejando su yo humano totalmente fuera.

Pero las prótesis no se limitaron solo a los brazos y piernas para poder viajar más fácilmente a cuatro patas, sino que también se construyó un aparato para que pudiera rumiar sin problemas simulando el sistema digestivo de los animales con los que quería convivir. Toda la preparación era poca para intentar pasar de ser un humano normal a “involucionar” hacia una cabra montesa y encima que esta especie le aceptase.

Tras aprender todo sobre las cabras y pasar unos días como humano a su lado se decidió por convertirse en una cabra más. En plenos Alpes suizos, entre montañas, lluvia y frio, se propuso ser aceptado por un rebaño. «Pude seguir el ritmo del rebaño por las laderas de las montañas un kilómetro más o menos, pero acabé echó polvo y tuve que parar», cuenta Thwaites en una entrevista a ‘Motherboard’.

“Así que me pasé el resto del día tratando de volver a coger su paso. Finalmente los encontré de nuevo, y fue bastante agradable, estuvimos pastando en unos grandes prados», explica el artista convertido en cabra. Pero a pesar de lo útil que eran las prótesis no eran tan fáciles de llevar como pensaba así que lo peor de todo, según comenta, fue la bajada de las laderas: «Si me caía no tenía ninguna mano para evitar que golpeara con la cara en la roca».

En total estuvo tres días con el rebaño aunque no podía dormir fuera de una tienda de campaña, y necesitaba continuamente la ayuda de un equipo para poder luchar contra un clima al que no estaba adaptado. Tras dejar el grupo continuó otros tres días como cabra solitaria antes de concluir el proyecto.

«Quería tomar unas vacaciones del dolor y la preocupación que conlleva ser un ser consciente capaz de lamentarse del pasado y preocuparse por el futuro», comenta Thwaites a la web ‘Mashable‘. Como artista siempre interesado en la tecnología y en la evolución también asegura que quería ver si estos avances también pueden ayudar al ser humano no solo a evolucionar sino también a “inevolucionar”.

Tras el proyecto, Thwaites presentará sus conclusiones en un libro y en una serie de exposiciones con fotos y vídeos de lo vivido siendo una cabra.

AlexaR.

Imágenes DR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s