El Gobierno ve “muy interesante” que militares vayan a reuniones en Kitty’s

El Gobierno defiende como algo “interesante” la presencia de mandos militares y de la Guardia Civil en los coloquios políticos que se organizan en el Kitty’s Pub, un local de Barcelona propiedad de un amigo de Jordi Pujol, y no se plantea abrir investigaciones internas…

kitty-pub

La portavoz nacional de UPyD, Rosa Díez, presentó el pasado mes de enero una batería de preguntas al Gobierno por uno de estos encuentros, que trascendió a la prensa, y que reunió a políticos de distintos partidos catalanes con mandos militares, generales de la Guardia Civil, profesionales de la Justicia y de la empresa.

La formación magenta preguntó en concreto por una reunión a la que acudieron el consejero de Empresa de la Generalidad, Felip Puig; la dirigente de Ciudadanos Carina Mejías; el diputado del Partido Popular catalán Enric Millo; y el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta; así como el fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada; el inspector jefe del Ejército y máximo representante militar en Cataluña, el teniente general Ricardo Álvarez Espejo; y el general de la Guardia Civil Ángel Gonzalo.

Según recordaba UPyD en su pregunta, también hubo presencia empresarial: el presidente de Abertis, Salvador Alemany; el presidente de la Cámara de Comercio, Miquel Valls; el presidente de Fiatc, Joan Castells; el ex presidente de Nissan y de Mutua Universal, Juan Echevarría y Julio Rodríguez, director en España de la multinacional francesa Schneider Electric.

Rosa Díez pidió saber si los responsables jerárquicos de estos altos cargos del Ejército, la Guardia Civil y la Fiscalía estaban informados y si se pensaba abrir algún tipo de expediente interno. Citaba en concreto el caso del fiscal superior de Cataluña, que fue nombrado a propuesta del Ministerio de Justicia y que “tiene importantes responsabilidades en algunos casos de corrupción política en los que están implicados algunos de los asistentes al cónclave”.

Pero el Gobierno no parece ver nada raro en estos cenáculos políticos del Kitty’s y explica que se trata de “una cena privada, sin contenido institucional ni profesional” a la que, desde hace muchos años y “como en muchos otros casos y lugares”, se invita a diversas personas con relevancia en la vida política, económica y cultural de las instituciones.

En su contestación, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Gobierno añade que “a cada una de sus diferentes sesiones se cursa invitación a determinados responsables empresariales, de multinacionales, así como personal perteneciente a distintas Administraciones Públicas o Instituciones, como puede ser el Parlamento de Cataluña”, y que “en ocasiones los invitados no conocen la relación de asistentes que, a veces, puede incorporar a otras personas o estamentos distintos a los habituales”.

A su juicio, no se puede hablar de reuniones secretas, como esgrimía UPyD, “dado que, si bien son encuentros no totalmente abiertos, cuentan con la voluntad de transversalidad y pluralidad y a las que asiste el conjunto de la sociedad catalana”.

Respecto a la presencia de mandos militares, informa de que es costumbre invitar al militar de mayor empleo en Cataluña, que asiste regularmente a estos cenáculos “como a otro tipo de actos informales de sociedad civil”. En ese sentido, confirma que el teniente general Álvarez Espejo asistió al encuentro del 18 de enero.

La opinión del Ejecutivo es positiva: “La asistencia a estas “cenas-coloquio” por parte de representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se considera muy interesante, como un indicativo adicional de integración de éstas en la plural sociedad catalana que trata de representar el foro”, alega. Del mismo modo, descarta “por innecesario e improcedente” abrir un expediente o una investigación interna por el hecho de que a esas citas acudan también mandos de la Guardia Civil.

En cuanto a la asistencia del fiscal jefe, el Gobierno no opina recordando que el Ministerio Fiscal “es un órgano de relevancia constitucional con personalidad jurídica propia” cuyo funcionamiento se rige por “los principios de autonomía, legalidad e imparcialidad” por los que profesa el “más escrupuloso respeto”.

Además de estas preguntas ahora contestadas, UPyD tiene registrada la comparecencia en el Congreso de tres ministros y de la propia fiscal general del Estado para que expliquen qué datos tiene sobre ese encuentro. En concreto, piden cuentas al ministro de Defensa, Pedro Morenés, por la presencia en la reunión del teniente general; al de Interior, Jorge Fernández Díaz, por la del general de la Guardia Civil; y al de Justicia, Rafael Catalá y a la fiscal general, por la del fiscal Jefe de Cataluña.

PostDigital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s