La Agencia Tributaria rastreará internet para engrosar sus ficheros

Toda información es susceptible de resultar de utilidad para la Agencia Tributaria. Y, en este sentido,Internet y las redes sociales en particular representan una inagotable fuente de datos para Hacienda, que ya utiliza y que explotará de forma más intensa en los próximos meses. A lo largo de este año, el fisco empezará a utilizar programas informáticos que son capaces de procesar, seleccionar y recabar información que se encuentra en las redes sociales y en internet. Hacienda ampliará así sus ficheros con, por ejemplo, los contactos y relaciones online de los obligados tributarios…

Por Alejandro Meraviglia

Los datos se incluirán en los expedientes de los contribuyentes y supondrán una fuente adicional de información entre las muchas con las que cuenta el fisco. Actualmente, con el NIF de un particular o una empresa, un funcionario de Hacienda accede a multitud de datos. Obviamente, los de carácter fiscal como la declaración del IRPF, pero también otra información que suministran las entidades financieras, otras Administraciones, las empresas energéticas, los notarios y un largo etcétera. Los servicios informáticos también muestran los datos fiscales de familiares hasta diversos grados. Así, en las tripas de los ordenadores de la Agencia Tributaria se encuentran perfiles completos de la situación personal, económica y financiera de todos los contribuyentes.

Ahora, con los programas que rastrearán internet, la Agencia Tributaria incorporará una nueva y potente fuente de información. Con ello, los funcionarios de la Agencia Tributaria contarán con más herramientas en sus investigaciones y conocerán la red de contactos y relaciones de los contribuyentes. A partir de una inspección, se podrán detectar situaciones sospechosas y anómalas de otros obligados tributarios. O establecer conexiones en fraudes fiscales entre contribuyentes y empresas que aparentemente no tenían relación. De alguna forma, Hacienda tiene la ambición de convertirse en una suerte de gran hermano.

Actualmente ya existen funcionarios de la Agencia Tributaria dedicados a recabar información en internet. También, las revistas y los periódicos sirven como punto de partida de investigaciones. Una foto de un contribuyente en un lujoso yate, por ejemplo, supone un indicio externo de riqueza que puede derivar en una inspección si su nivel de vida no casa con los datos fiscales declarados.

Con los programas de técnicas de análisis de las redes sociales e internet, que solo accederán a información que ya es pública, Hacienda va un paso más allá. El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, recordó el pasado martes durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados que la Administración española es una de las que cuenta con mayor información fiscal de los contribuyentes en Europa.

Horas extra y casi 100.000 inspecciones en un año

La Agencia Tributaria realizó el año pasado 99.580 actuaciones de comprobación e investigación, un 6,8% más que el ejercicio anterior. Permitieron recuperar 5.000 millones. En conjunto, la lucha contra el fraude fiscal generó ingresos por un importe de 12.318 millones, un 12,5% más. En esta cifra se incluyen los resultados derivados de la inspección, las actuaciones de control y las declaraciones extemporáneas presentadas por los contribuyentes. La Agencia Tributaria señala que en 2014 se lograron los mejores resultados y destaca que ello fue posible por el programa de incentivos en el que los funcionarios de Hacienda que así lo quisieran podían realizar horas extra y su retribución se vinculaba a los resultados. El Plan de Intensificación de Actuaciones aportó 2.262 millones.

La próxima semana se publicará probablemente en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en nuevo plan de control tributario que marca las directrices que seguirá Hacienda. Más allá de ampliar la información procedente de las redes sociales, la Agencia Tributaria mantendrá como prioridades el control sobre la utilización de sociedades instrumentales o los precios de transferencia que a menudo utilizan las empresas para rebajar su factura fiscal. También seguirá explotando los datos derivados de la amnistía fiscal aprobada en 2012 y analizará la información procedente de la obligación de declarar los bienes en el extranjero que superen los 50.000 euros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s