‘¡Quemad Barcelona!’, una apasionante historia de la Guerra Civil con un héroe inesperado

‘¡Quemad Barcelona!’ es la ópera prima de Guillem Martí, un joven que cuenta la historia del hermano de su bisabuelo, quien murió en México sin obtener nunca ningún reconocimiento por su actuación heroica días antes de que el ejército franquista entrara en Barcelona en enero de 1939…

En una polvorienta estación de autobuses, en Ciudad de México, un hombre espera la llegada de su mujer, Teresa, a quien no ve desde hace diez años, y de su hija, a quien no conoce. Mientras las espera, rememora con amargura los acontecimientos que le han llevado hasta ese lugar.

Sus recuerdos lo llevan a enero de 1939, días antes de que el ejército rebelde entrara en Barcelona. La República agoniza y la guerra está perdida, y la ciudad es ya una sombra de lo que era: el que puede huye a la frontera y el que no, espera resignado la suerte del vencido.

En estas condiciones llega la orden del Komintern de arrasar la ciudad, destruir las vías de comunicación y centros neurálgicos de energía, agua y transporte, para no dejar nada en pie al enemigo. Miquel Serra, miembro del PSUC y conseller de la Generalitat, es el encargado de llevar a cabo esa orden de tierra quemada. Pero Miquel, en alianza con Corbacho, un sargento madrileño veterano del ejército republicano, y jugándose la vida, boicotea esos planes y salvaguarda la ciudad.

Guillem Martí decidió dar voz al héroe y conseguir así un reconocimiento merecido y nunca dado. Ahora, diez años después, con esta novela hace justicia a un héroe olvidado.

Sobre el autor, Guillem Martí

Guillem Martí descubrió a los 16 años la historia del hermano de su bisabuelo, Miquel Serra y Pàmies, conseller de la Generalitat, que murió en México sin obtener nunca ningún reconocimiento por su actuación heroica días antes de que el ejército franquista  entrara en Barcelona en enero de 1939.

Martí supo de la hazaña gracias al trabajo de investigación de fin de curso de bachillerato. Los primeros en hablarle de él fueron sus padres, le contaron que un familiar había ostentado un cargo importante en el gobierno de la Generalitat durante la Guerra Civil, que se había visto obligado a exiliarse en México y poco más, pero fue suficiente para despertar el interés de Martí y que tomara entonces, en 2004, la decisión de volcarse en su figura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s