El juego del Mikado

El Mikado o ‘los palitos chinos’ se trata de un juego de destreza que se basa en la habilidad de controlar el movimiento de la mano y la coordinación entre ojo y mano; por lo tanto, ayuda al desarrollo de la motricidad…

escandallo (1)

HISTORIA:

El Mikado o palillos chinos, es un juego ancestral. Sus primeros registros aparecen en escritos budistas del siglo V a.C. y gracias a su sencillez se expandió en diversas civilizaciones. Es un juego que exige una gran habilidad motriz que se manifiesta en un pulso firme, concentración y mucha paciencia para tomar el máximo número de palillos, sin que se muevan los demás.

El origen es estos palitos como su nombre alude se ubica en China. Desde China se expande a Japón donde recibe el nombre del Mikado, refiriéndose al emperador pues uno de los palitos generalmente el negro se denominaba como el palito del emperador.

En el siglo XIX ya aparece en Europa con el nombre de bastoncillos. Los bastoncillos llevaban en sus extremos símbolos similares a los juegos de cartas (rey, reina, caballo, sota).

En Estados Unidos recibe el nombre del Pick-up Sticks basado en la rima infantil One, Two, Buckle My Shoe. Aunque el juego ya se jugaba entre los nativos americanos. En Canada se le conoce como Spilikins, nombre por el cual también lo llaman los británicos. El material de los palitos ha ido variando con el paso de los años desde marfil y madera hasta plástico.

REGLAS:

Se juega con un conjunto de cuarenta y una varillas con bandas pintadas de diversos colores de aproximadamente veinte centímetros de largo y de un grosor de cinco milímetros de diámetro.

Los palillos son de colores comunes: rojo, verde, amarillo y azul.Cada color tiene una valoración de puntos diferente, siendo que a mayor cantidad de palitos de un determinado color, menor es su puntuación. Siendo el único negro o blanco que tiene el máximo de puntos.

El jugador que inicia la tirada, toma el mazo de palitos y a libre albedrío los deja caer sobre la superficie donde se va jugar. Se espera a que la pequeña montaña de palitos quede quieta.

Con sumo cuidado y con técnicas que la experiencia va aportando, se van intentando sacar de uno a uno del enrevesado montón sin que se mueva ninguno más. Al más mínimo o leve movimiento de otros palitos, se pierde el turno y sigue el siguiente jugador.

Se continua la ronda hasta terminar con el mazo de palitos y cada jugador hace recuento de lo que le suma cada palito por colores, siendo el ganador el que consigue mayor puntuación. De ahí la importancia de perseguir el palito negro o los palitos del color que puntuan más alto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s